4
ago

Estamos en Colombinas.

   Posted by: admin   in General

Como muchos ya conocen, nuestra hermandad en estas fechas en las que se celebran las fiestas colombinas, monta una caseta para que todos los hermanos puedan acercarse a tomarse algo con los amigos y familiares.

Desde aquí vamos a descubrir los detalles y entresijos de las colombinas para nuestra hermandad.

Unas tres semanas antes de la fecha de comienzo de las fiestas muchos hermanos que habitualmente colaboran con la hermandad, reciben una circular para comenzar a preparar la tradicional tómbola que encontramos en la caseta. Los hermanos que desean colaborar llevan lo que buenamente pueden aportar que se convertirán más tarde en regalos para sortearlos durante toda la semana, con intención de sacar la mayor recaudación posible que será como cada año destinada a fines benéficos.

Una semana antes del comienzo de las fiestas, se comienza a enumerar y clasificar los regalos para que todos los días haya nuevos artículos sobre las estanterías de la tómbola.
Por estos mismos días comienza a prepararse el resto de la caseta, el fin de semana antes es un constante trabajo de montaje y preparación para que la caseta luzca en un perfecto estado y podamos disfrutar en ella.

Aprovecho nuevamente para pedir colaboración, algunos hermanos se dan cita el fin de semana antes de estas fiestas para trabajar y son verdaderos momentos de hermandad los que se viven en aquel caluroso terraplén.

Entre el fin de semana y el día 29 que se celebra la comida de hermandad, se dan los últimos retoques. Para asistir a la comida los hermanos se acercan a la hermandad y abonan una cantidad prefijada, aunque si algún hermano no puede acercarse, suele haber algún sitio para poder disfrutar el día 29 en hermandad.

Este año la afluencia a sido magnifica, el ambiente distendido, aunque la comida según algunos asistentes a sido un poco escasa.
Después una semana de trabajo, varios grupos se encargan cada día de atender a los que se acercan a la caseta, el hermano mayor para la romería del año siguiente, se encarga junto con su grupo de amigos o su reunión, de atender la caseta 2 o 3 días a lo largo de las fiestas; el resto de las fiestas son otros grupos de hermanos los encargados de llevar la caseta.

Allí además se puede disfrutar de actuaciones y por desgracia, de la música estridente de la caseta de diputación, la cual tiene el escenario pegando con la barra de nuestra caseta y el ruido continuo de los cacharritos.

This entry was posted on Lunes, agosto 4th, 2008 at 22:27 and is filed under General. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a reply

Name (*)
Mail (will not be published) (*)
URI
Comment


seis × 6 =